jueves, diciembre 12, 2019
BOMBA DE INSULINA

La diabetes es  una enfermedad crónica en la cual el páncreas no produce insulina, o produce poca (Tipo I), o las células del cuerpo no responden a la insulina que se produce (Tipo II), esta enfermedad  afecta cada vez a más personas en el mundo.  Según datos de 2018 de la Federación Internacional de la Diabetes 246 millones de personas en todo el mundo tienen esta condición y se calcula que en 2025 la tendrán 380 millones de personas, los resultados de las campañas de detección de la diabetes indican que el 50% de las personas con la enfermedad desconocen que la padecen y por lo tanto no reciben tratamiento. 

La bomba de insulina 

El dispositivo de infusión subcutánea continua de insulina (ISCI), más comúnmente llamado bomba de insulina, emergió como una terapia efectiva y segura para el manejo de personas con diabetes  Tipo I y Tipo II que utilizan los dos tipos de insulina (esquema basal y bolo). Si bien este aparato está en el mercado desde 1980, con el tiempo ha ido evolucionando hasta como lo conocemos hoy en día: un artefacto pequeño y portátil con un tamaño similar al de un celular. Éste administra insulina de acción rápida las 24 horas del día a través de un tubo pequeño (catéter) y una cánula (denominados equipo de infusión) que se implanta bajo la piel, generalmente en la zona del abdomen, brazos y piernas.

La cantidad de insulina administrada se puede ajustar para satisfacer las necesidades de cada paciente. Adicional la bomba de insulina cuenta con un sistema de monitoreo continuo de glucosa, el cual mide la glucosa en el cuerpo las 24 horas al día, proporcionando alertas que evitan variaciones continuas de la glucosa y suspensión de la infusiona de la insulina antes de llegar a nivel muy bajo de glucosa. La terapia de bomba de insulina permite establecer las dosis de insulina para la ingestión de alimentos, los niveles de glucosa y al realizar actividad física.

La ley y los requisitos

 Se ha comprobado clínicamente que las bombas de insulina con monitoreo continuo, reducen el riesgo de presentar complicaciones propias de las diabetes, si bien es cierto que la terapia a través de una bomba de insulina es la opción terapéutica más recomendable para los pacientes con diabetes tipo 1 especialmente en niños y adolescentes, el acceso al tratamiento está restringido en los países de América Latina, no obstante, Colombia es el único país de la región en el cual esta terapia se encuentra cubierta por el Plan Obligatorio de Salud (POS). Debido a barreras sociales, económicas, gubernamentales y legales, en la mayoría de los países de Sur América, el tratamiento convencional de las múltiples inyecciones sigue siendo el más usado.

En Colombia, las bombas de insulina hacen parte del Plan Obligatorio de Salud (POS), sin embargo, es necesario que los pacientes se apoyen en el equipo médico y las aseguradoras para facilitar el acceso a este tratamiento. Hoy en día gracias a la tecnología médica las personas con Diabetes tipo 1 tienen nuevas alternativas de tratamiento, pueden cambiar las inyecciones diarias y mejorar su calidad de vida, un estudio hecho en Colombia por la Dra. Ana María Gómez, médica internista endocrinóloga, docente de la U. Javeriana y Jefe de la Unidad de Endocrinología del Hospital San Ignacio, demuestra que el uso de la bomba en pacientes diagnosticados con diabetes tipo 1 previene y aumenta el tiempo de vida libre de complicaciones, las retrasa y mejora la calidad de vida permitiendo así, vivir muchos años.

 El sistema de salud en Colombia y la diabetes

Ángela Jaramillo, Coordinadora del Departamento de Comunicaciones de la Asociación Colombiana de Diabetes, ACD, indica que desde la creación de la asociación cerca de 69.089 personas en Colombia en condición de diabetes han estado afiliadas.

El 77% de las personas que ingresan a la ACD, cuenta con su Entidad Prestadora de Salud, EPS, 18% pertenece al régimen subsidiado, Sisbén, y un 3% no cuenta con ningún servicio de salud, manifestó.

De acuerdo a un estudio realizado por el Doctor Pablo Aschner, médico Endocrinólogo y miembro de la Oficina de Investigaciones del Hospital Universitario San Ignacio, señala que, “el sistema integrado de seguridad social ha permitido que la mayoría de los colombianos tengan acceso a una atención diabetológica aceptable en cuanto al alcance de metas, aunque todavía existen importantes limitaciones. La incidencia de diabetes tipo 1 en Colombia es relativamente baja (de 3-4 por 100.000 niños menores de 15 años) y la prevalencia se estima en un 0,07%”. Es decir, en Colombia existen, cerca de 30.000 personas diagnosticadas con diabetes tipo 1 y además 2.000 personas cambiaron el tratamiento convencional de administración de inyecciones de insulina al tratamiento con Bomba de Insulina.

La educación en diabetes en las familias y su entorno, y el acceso a la terapia con bomba de insulina  le permiten al paciente tener un control constante de la dosificación regular de la insulina y la monitorización de la glucemia, lo cual contribuye a que disminuya el riesgo de complicaciones y se prolongue la esperanza de vida de las personas con esta condición.

Tags: ,
Periodista

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Te recomendamos

ÚltimosMás leídos

MAKRO – VALLEDUPAR

MAKRO – VALLEDUPAR

noviembre 26, 2019
VAJILLAS CORONA

VAJILLAS CORONA

noviembre 26, 2019
AGENDA MUJER

AGENDA MUJER

noviembre 14, 2019
Latin America Fashion Summit 2019
GRAN DONACIÓN

GRAN DONACIÓN

octubre 24, 2019

Publica con nosotros

angelitacruzhenao@lescuentoque.com.co
310 3040222

Síguenos en…

INSTAGRAM

YOUTUBE